sábado, 15 de octubre de 2016






Cuando uno come se siente algo mejor.
Supongo que es porque no está falto de energía.
Deje la dieta,tuve cumpleaños y hoy ceno fuera,así que,estoy comiendo "normal".
Si no me miro al espejo todo bien,solo espero no subir de peso.
Es lo último que me faltaba para hundir mi autoestima.
Respeto a mi entrada anterior,gracias por los comentarios, estuve a punto de hacerme daño,pero como siempre, me eche atrás.
No pude,solo llegué a arrancarme pelo, patético.
También borré myfitnesspal, prefiero contar las calorías a ojo,menos exacto,pero también menos obsesivo.
Eso también me hace sentir mejor,supongo.
Cambie mis objetivos de peso: ya no son un número.
Ahora solo me he propuesto entrar en unos vaqueros que ya no me entran, ya me suben de las rodillas, pero no cierran...
Mis vaqueros rotos...
Es increíble que antes me quedarán grandes,hubo un tiempo en que se me caían.
Espero que algún vuelva a entrar ahí...pero esperarlo no lo hace real.

Quiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgada
Quiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgadaQuiero estar delgada

2 comentarios:

  1. Me alegro de que hayas redirigido tus propósitos, creo que antes que cualquier otra cosa lo que necesitas es paz mental, y eso te puede ayudar.
    Manda la báscula al coño, y ve por esos vaqueros 💜 los números no son una escala de precisión de la belleza.
    Lo que mejor te va a quedar es que te puedas sentir bien con esa prenda que adoras.

    Lucha, guerrera! No te sientas patética por no haberte destruido. Es un acto de valentía. Espero que tu tricotilomanía se calme, no es algo fácil y es igual de doloroso emocionalmente que cortarse o golpearse. También sufres, y no es patética la forma en que lo muestras. Jamás.

    Un beso fortísimo y mucho ánimo. Espero que te cuides,
    Emme.

    ResponderEliminar