viernes, 3 de abril de 2015

Resumen mi vida,cosas que duelen (texto muy largo)


Buenos días/tardes/noches
Hoy me apetecía escribir al despertar.
Estoy cambiante, camaleónica.
Me gusta vivir en mi mundo,mi mundo de fantasía dónde nunca crezco,dónde no soy ya una persona adulta.
Como mi vida siempre fue pésima de joven,de adolescente y de niña; hoy en día vivo todas las etapas.

Mi infancia: niña pequeña (más de la cuenta)y frágil, niña de vestidos y lazos en el pelo, con gafas redondas.
En el colegio,desde el primer día de preescolar,los demás niños ya se rieron de mi, me decían que me comía los monos...Con 5 años seguramente era verdad;el mote adecuado "mocosa"
Así que eso no era todo, pasaron los años y hasta sexto de primaria,seguían llamándome "mocosa", empujándome por los pasillos, toda la clase humillándome; no podía hacer nada yo sola contra todos.
Pedía ayuda y "muchas gracias profesores cualificados" siempre me contestaban lo mismo: si te molestan vete por otro lado.
Así casi nueve años de mi vida, por culpa de mi clase y profesores.
Suspensos y llantos a escondidas, palizas que me hacían sangrar.
Claro todo el mundo podría preguntarse ¿porque no se lo dijiste a tus padres? Lo hice, pero a la sexta vez de decirlo me aburrí de intentar que me hicieran caso.
¿Porque iban a hacérmelo? 
Si fui una hija no deseada y que ni siquiera les daba buenas notas.
Además lo peor: en casa también recibía, si me pegaban y insultaban; me maltrataban.
Puede parecer increíble, pero así era.
Cosa que hacía mal,cosa que me castigaban con golpes.
Un suspenso, también una paliza (como iba a poder estudiar así)
Además las palizas eran gordas, juro que no sé como sigo viva.
De cogerme por el pelo y pegarme puñetazos, hasta puñetazos en la cara, golpes con la escoba, ahogarme con las manos hasta quedarme inconsciente,patearme en el suelo...y mil y una barbaridades más.
Y esto desde que tengo memoria:desde los 5 a los 15,más o menos, me pegaba mi padre;mi madre desde siempre hasta los 17.
Aún tengo secuelas, tengo el tabique de la nariz torcido y a veces me sangra,nunca me lo ha visto un médico, no sabría como explicarlo, es una vergüenza que no debería tener.

En mi adolescencia, el instituto, más de lo mismo.
En un principio sola.
No recuerdo bien como, pero establecí amistad con alguien que fue a mi colegio,alguien que no me insultaba pero tampoco me defendía, se disculpo por ello y nos hicimos amigos, voy a llamarme J.
Y gracias a varios acontecimientos J hizo la coincidencia de que conociera a V.
V fue la mejor amiga que he tenido nunca, yo en esa época ya tenía trastornos de conducta y problemas varios (como lo de mis padres)que no contaba a nadie,pero afectaban a mi actitud.
V soporto mi comportamiento y siempre fuimos amigas,debí de ser mejor con ella,si llego a saber lo que pasaría.
Por desgracia después de miles de aventuras,charlas de chicos y demás, nos separamos por lo típico.
Mis padres se divorciaron y aunque nos veíamos ya no era lo mismo, después ella, se fue a la universidad, a otra ciudad,lejos digamos.
Mi madre se fue a vivir allí también y yo me mude para poder seguir siendo su amiga,un error mudarme con mi madre;pero al menos podría ver más a menudo a V.
Instituto nuevo y yo con grandes expectativas, en un sitio más grande,nadie se iba a meter conmigo,¿Ya sería mucha coincidencia? Pues se ve que no.
Uno de los primeros días me tiraron cosas: ya empezaba la fiesta.
Por suerte no era la única,había más personas como yo,personas que no encajaban y acabe en su grupo.
Tuve buenos momentos.Aunque mi mente bloquea muchas cosas.
No recuerdo casi sus nombres ni nada,solo a 2 personas.
De una de ellas no pudo hablar, mi mente no me deja.
La otra,sí, la llamaré T,
T era una niña dulce,eramos amigas y por nuestros gustos en común,intimamos mucho, tanto que descubrimos que nos queríamos mucho y de una manera distinta,aún no se explicarlo.
Pero yo rechacé sus besos muchas veces,pese a que quería, por mantener una amistad.
Curioso, no llegamos muy lejos,pero creo que fue mi primer amor, mi primer amor real.
Por cosas del destino o de lo que sea, ella,desapareció de mi vida por rumores falsos sobre mí, aún no lo he superado, es así.

Después de T y después del intento fracasado por mantener la amistad con V, volví con mi padre, allí fui feliz, da la casualidad de que mi padre en esa época me pidió perdón por lo que me había echo pasar,lo pidió con ojos llorosos,yo sin contestarle,le abrace, fue sincero,siempre recordaré ese momento(mi madre jamás hizo nada parecido).
El único defecto de vivir ahí,es que mi padre,me hizo ver que estaba gorda. (creo que era verdad,pero no logro recordar mi cuerpo de esa época)me puse a dieta y empecé a entrenar duro,me puse guapa,muy guapa.
Pero fastidie mi buen camino.
Poco después conocía a malas personas y me fui de fiesta loca permanente.
Cumplí 18 años,era "super adulta y madura" así que me fui de casa, me fui a Valencia.
A vivir de casa en casa.
Entre en un desface,bebía cada día, fumada como una carretilla y comía como si nada.
En esa época alcance los 70 kilos (lo recuerdo bien)
Para colmo me eche un novio, que era alcohólico y cuando salíamos de fiesta,al llegar a casa me pegaba palizas por que "sus amigos me habían murado,porque era una guarra"
Otra vez a pasar por lo mismo, casi 2 años.
A los 21 decidí volver a casa,mi padre me recibió encantado.

Me metió en la casa de sus padres,del campo,dónde no vivía nadie.
Allí viví unos meses.
Tuve mi primera fase de "intento de vegetarianismo"
Pero estaba sola,sola, solo tenía a mi amigo,con el que hablaba por teléfono.
Y surgió, el es mi actual novio.
La persona de mi vida que merece.
Me vine aquí, y aquí llevo desde hace 3 años

En 3 años ha pasado de todo.
Al principio de la relación...hubo problemas.
Peores que los de ahora, yo pagaba todo con él, tenía baja autoestima, 70 kilos, y muchos problemas mentales, nos pegábamos,siendo justa,yo le pegaba y el me sujetaba para no hacernos daño.
Comía mal,comía lo que cocinaba mi suegra,llegue aquí con 60 kilos y acabé en 70.
Un día tomé la decisión de cambiar, también descubrí que tenía desequilibrios hormonales.
Así que hice la dieta adecuada, y empecé a caminar.
Mis niveles hormonales mejoraron.
Pero me sentía también a bajar de peso,tan realizada, que a partir de ahí,nunca pude parar del todo,cada vez metas más pequeñas,incluso llegue a los 43 kilos,pero engorde un poco porque me detectaron problemas de corazón y me asuste (necesito un marcapasos) llegué a 55.
Para compensar mi comida normal empece el ejercicio, vi vídeos y cosas, me hice vegana y vegetariana,comía variado,pero nada, yo no me quedaba como las chicas de las revistas de deporte,incluso haciéndolo bien.
Y como soy impaciente y frustrada,pus ya sabéis más o menos el resto.
He vuelto a reducir pero sin llegar a dejar de comer,y sigo entrenando, tengo la meta de llegar al 44, que es el peso mínimo saludable,pero si tonifico pesando un poco más podría conformarme.

Está es mi historia ,algo que lleva dentro de mi muchos años,algo que nunca he podido contar.


2 comentarios:

  1. gracias por confiar y abrirte de esta forma, haz tenido una vida muy dura.
    No entiendo como alguna gente puede ser tan cruel con una niña.
    Cuidate mucho y trata de que no se te vaya de las manos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo para ti y muchas gracias por leerme.

      Eliminar